domingo, 5 de diciembre de 2010

Historia de un pene auricular

Ya era hora de sacar algo. Y antes de darle caña al zumo de bacterias quería darle una última colleja a Bobby Espinosa con este juguetito que me encontré en el Salón del Manga de Cádiz.
Por cierto, ya estamos trabajando en el de el zumo de bacterias, ya pondré imágenes. Pero eso no significa que lo tengais para ya. Para después de año nuevo quizás lo veis asomar.

Divertíos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario